Pilar Álvarez Moreno, de Álvarez Prieto Abogados

mia-para-temas-profesionales
Pilar Alvarez Moreno,  Licenciada en Derecho por la Universidad Complutense de Madrid

Entrevista a Pilar Álvarez, de Álvarez Prieto Abogados, despacho fundado en los años 70 por Don Luis Álvarez Prieto y que a dia de hoy dirige, su hija Pilar, en el céntrico distrito de Chamberí en Madrid.

 

En esta entrevista Pilar, nos cuenta su experiencia en un sector cambiante, con mucha competencia, ingrato en muchas ocasiones y con poca ayuda e inversión desde las administraciones.

¿Por qué decidiste estudiar Derecho?

Provengo de una familia de abogados y juristas. En casa siempre he visto y vivido el ejercicio de la profesión de manera muy directa; eso ha dejado un poso. Cuestiones y conceptos legales eran analizados y planteados en casa de manera directa e indirecta.

Viví el ejercicio de la profesión muy directamente, por lo que, si bien en un primer momento me era muy cotidiano y, por ello no me llamaba tanto la atención; con el tiempo ello me fue cautivando. Antes, incluso de iniciarme en los estudios jurídicos superiores, ya se me fueron mostrando los aspectos técnicos y prácticos del derecho.

He preferido el desarrollo y ejercicio del derecho a sus aspectos teórico: en la época que me toco cursar Estudios Universitarios, he de reconocer que no me satisfizo mucho, la cantidad de teoría que, ciertamente no sirve para nada. Desde mi punto de vista el desarrollo de la carrera universitaria en España debería centrarse en determinación y análisis de conceptos claros y concisos y posteriormente desarrollo práctico, es mucho más efectivo y mucho más divertido.

Aunque en el periodo formativo he disfrutado de grandes maestros del Derecho, los cuales desarrollaban la materia desde el punto de vista práctico, con gran dedicación y respeto a los que formábamos su alumnado; como son Don Manuel Albaladejo (Derecho Civil), y Don Enrique Gimbertnat Ordeig (Derecho Penal).

¿Qué piensas que se necesita para ser un buen abogad@ a día de hoy?

Lo mismo que antaño, en el fondo y en la forma de actuar consigo, y con los clientes, si bien a día de hoy; en la actualidad con ciertos matices, el ejercicio de la profesión ha cambiado mucho, parece que todo vale a día de hoy, pero ciertamente no es así. En principio la empatía, la dedicación al cliente y al caso, la seriedad, la honradez, y ser escrupuloso en el quehacer. Destacaría dos cuestiones o aspectos al respecto; en lo concerniente a los clientes, y en lo concerniente a ejercicio profesional.  

Respecto a los clientes, entiendo fundamental la empatía, las personas que acuden a nuestros despachos, y requieren ayuda profesional para resolver cualesquiera asunto, les afecta de manera personal y directa, es decir, tienen una situación complicada, y en ocasiones desesperada, encontrándose inmersos en una situación personal que puede llevar a la sensación de fracaso, y dentro de un medio hostil.

En ocasiones la labor del Letrado es de psicoterapeuta, sobre todo en aquellos casos que afecta de manera muy directa al ámbito personal.

En estos casos, procuramos escuchar al cliente, comprendiendo la impotencia, enfado o frustración que le aflige, pero debiendo, en todo momento desmadejar la situación y hacer aflorar la información que necesitamos para ir determinando el procedimiento a seguir, la estrategia aplicable a la causa, así como el análisis de los derechos a exigir, en consideración con los deberes a cumplir.

Respecto al ejercicio y desarrollo profesional. En este aspecto entiendo fundamental la experiencia, el pragmatismo y la honradez.

Respecto de la experiencia, a la que añadiría el estudio exhaustivo de cada caso, así como el conocimiento del ejercicio práctico y de la Jurisprudencia, tendencia que determina los Tribunales superiores, que se publica día a día, y que desarrolla los aspectos básicos jurídicos, que por evolución social son tratados de distinta manera.

Practicidad en el ejercicio de la profesión, evitando así largos y costosos procedimientos, que nos desgastan como profesionales, y favorecen al cliente, ello conlleva, claro está, el conocimiento exhaustivo el ejercicio del derecho. Honradez, con uno mismo, y con el cliente.

¿Qué es lo que más te gusta y lo que menos de esta profesión?

 Lo que más me gusta, es el contacto con las personas, el tener respuesta a sus problemas y ayudar a gestionar ciertas cuestiones.

Es reconfortante, terminar un escrito de demanda compleja, o un caso complicado, de haberle dedicado horas de estudio, y obtener la recompensa, y tener la sensación del trabajo bien hecho, la obtención de la resolución o sentencia beneficiosas para nuestros clientes, lo que conlleva una gran recompensa al trabajo desarrollado en cada caso.

 Lo que menos me gusta, son las injusticias, no por el hecho de la sentencia no favorable; sino, por que es claro y meridiano, que esa resolución no es justa, no debiera ser así, por que no sólo has hecho un trabajo ímprovo por detrás, sino habiendo acreditado, mediante oportuna prueba, por ejemplo, y constando en el procedimiento, sin que el Juez o Magistrado hayan dado buena cuenta de ello.

Es fundamental el conocimiento por parte de los Juzgados del tema o cuestión a tratar; por ello, encontramos ciertos problemas en Juzgados mixtos, no solo por la barbaridad de asuntos que los mismos resuelven o tratan de resolver al cabo de un años, sino, por la falta de especialización, principalmente en materia de familia, divisiones patrimoniales, liquidaciones de sociedad de gananciales y divisiones de herencias.

El retraso en la justicia, lo que implica que ya no es justa, los procedimientos se alargan por el colapso que vive la misma, y a los pocos medios que se conceden al ámbito de la justicia.

Como he referido anteriormente, me molestan sumamente las injusticias, por ello considero terrible lo que está sucediendo con las denuncias falsas, sean del ámbito que sea, y provengan de la parte que sea. Como profesional, entiendo que no se deben jugar con cuestiones tan serias como esas, de ahí que estemos viviendo las situaciones que vivimos en la actualidad.

¿Cuales son los servicios que ofreces por tu especialización?

Los servicios que prestamos con de abogacía, defensa de los derechos de nuestros clientes, lo que conlleva desde la “abogacía preventiva”, esto es, la mera consulta a los efectos de planteamiento de una cuestión problemática, y concretar con el cliente los parámetros de actuación en base a los derechos que le asistencia así como en base al derecho existente y aplicable en su caso.

Nuestra especialización es amplia, aunque centrada en el ámbito civil, propiedad horizontal, servidumbres, arrendamientos urbanos, familia, alimentos ejecuciones de sentencia, modificación de medidas, separaciones divorcios, pensiones, liquidación de sociedades de gananciales, entre otras cuestiones, nulidades matrimoniales canónicas planteadas ante el Tribunal Eclesiástico, sucesiones, incluyendo, desde confección de testamos hasta divisiones de herencias, como procedimientos o litigios sucesorios, ámbito civil de discapacidad, lo que entraña, patria potestad prorrogada, tutelas, curatelas, así como autorizaciones judiciales de gestión patrimonial y constitución de patrimonio protegido.

 ¿Quiénes son tus clientes? ¿Qué perfil tienen?

Los clientes que acuden a nuestro despacho, son “personas físicas” desde el punto de vista jurídico; a los que, en un momento determinado la vida les pone en una cierta tesitura, ya sea del carácter que sea, desde una herencia, una cuestión familiar o conyugal, contractual, o bien de vecindad.

¿Por qué crees que tus clientes te eligen a ti? ¿En qué te diferencias de tus colegas?

El perfil de nuestros clientes es de persona cotidianas, de las que nos podemos encontrar en el día a día.

Nos eligen primeramente por la experiencia, tanto profesional como respecto del desarrollo del mismo con clientes con los que hemos trabajado, por nuestra seriedad y la honestidad que nos caracteriza, en segundo lugar por que ante una determinada situación o problema ya sea judicial o extrajudicial, elegimos ser pragmáticos, buscando la mejor solución para la defensa de los intereses del cliente, en su caso o procedimiento concreto, con el mínimo coste, tanto emocional como económico.

Entendemos primordial la comunicación con el cliente es fundamental; por lo que procuramos, no sólo mantenerlo informado del trascurso del procedimiento, comunicando cada una de las fases del procedimiento y el estado del mismo, mediante remisión de diligencias, decretos y resoluciones por escrito, sino explicando el desarrollo del procedimiento, a fin que el cliente pueda entender el ámbito de fundamento jurídico como el procesal, o de las gestiones que hace el Despacho en aras a cierre acuerdos en el ejercicio de la defensa de los intereses del mismo.

La diferencia que nos distingue de otros profesionales del sector, estimamos que han quedado determinados en las reseñas realizadas con anterioridad, en primer lugar en la dedicación al cliente, su problemática; la atención personalizada es crucial para nosotros, tanto a nivel personal como profesional, ya que cada caso y cada persona lleva aparejada una serie de circunstancias que hacen diferente de otro procedimiento de idéntica causa. Las condiciones personales de cada cliente son diversas de otro. Eso lo hace especial.

¿Cómo te animaste a abrir tu bufete? ¿Qué consejo te gustaría haber recibido cuando empezaste?

Como he referido al inicio, en el ámbito familiar ya existía abierto gabinete jurídico, por lo que he continuado con el desarrollo del mismo. A pesar de ello, con anterioridad, se vio oportuno y procedente que desarrollara actividad de pasantía y colaboración en otros despachos y entidades, dado que durante la carrera ya realicé actividades en despacho y en entidades.

Además de ello, me especialicé en la Escuela de Práctica Jurídica en diversas especialidades, además de matrimonial canónico. 

Lo cierto, es que desde los años 70, los tiempos han cambiado mucho tanto en el ámbito social como jurídico, por los que hemos tenido que evolucionar con los tiempos; si bien no hemos querido cambiar nuestra esencia y forma de desarrollar la actividad de la abogacía, la cual, ha sido garantía de éxito, y eso lo valoran nuestros clientes.

¿Qué consejo les darías a las mujeres que quieren hacer lo que tú?

Previamente he de decir, que me encanta la participación de la mujer en éste sector de la abogacía; en ocasiones en Sala todos los profesionales que asistimos y comparecemos en sede judicial somo mujeres, salvo en cónyuge que es varón. En modo alguno se ha de interpretar de mis palabras, discriminación alguna hacia el hombre, en éste aspecto, es magnifico encontrarse con un compañero profesional, con el que poder debatir y negociar, ya sea hombre o mujer.

Más que consejo, dado que personalmente ya conocía los entresijos de esta profesión, si me hubiera haber conocido el futuro, respecto al cambio sufrido en el ámbito jurídico, judicial y la abogacía en el ejercicio profesional, respecto de la situación de la Justicia en España. Con la reforma procesal del año 2000, muchas cosas cambiaron y no todas, por no decir la mayor parte para bien.

En el ámbito social, la Justicia posee poco apoyo y ayuda, los Juzgados se encuentran saturados y limitados de medios de todo tipo, lo que conlleva una desilusión generalizada que afecta a todo el ámbito judicial, y eso es una pena, ya que el que se ve más afectado por ello, es el que acude a la los órganos judiciales al amparo de justicia, la cual cuando llega, quizá ya no sea justa ni efectiva.

 En primer lugar he de manifestar, que es un honor y un privilegio que las mujeres quieran y deseen acceder al ejercicio profesional. Únicamente les diría que es una profesion preciosa, pero en ocasiones difícil e ingrata, pero enriquecedora, la cual hace conocerse a uno mismo, siendo en tal sentido consciente de tus fortalezas y los limites, en definitiva de todo tu poder.

 Hemos de ver que nuestro trabajo no es para nosotros mismos, sino para la defensa de un tercero, y se trabaja duro para él, pero aplicando todo nuestro conocimiento y capacidad.

El mayor consejo, que les puedo dar a las generaciones futuras femeninas es que hagan uso de una de las capacidades que nos distinguen a las mujeres, y es ese sexto sentido, así como la sensibilidad; que la plasmen día a día en el ejercicio, tanto respecto del cliente, en Sala, con el compañero … es una característica muy nuestra y que ayuda mucho en esta profesión, al menos a mi me ha ayudado.

¿Qué lecciones has aprendido de tu experiencia?

Muchas, que hay que luchar y sacrificarse por lo que quieres, y como he reseñado con anterioridad, para el ejercicio y defensa de los derechos de un tercero, no en beneficio propio. Otra cosa, que he aprendido, y que ya me reseñó un profesor, es que no hay buenos o malos abogados, hay abogados que estudian y preparan el caso y otros que no.

Al inicio del ejercicio pude percibir, y así he mantenido desde el inicio, es que la realidad supera con creces la ficción.

Los casos que se plantean en la realidad del despacho, en nada tienen que ver con los planteados en las prácticas universitarias o de postgrado o las uno pueda imaginar. Que el sentido común, es el menos común de los sentidos. Que en un conflicto, todos podemos tener, tenemos parte de razón; por lo que hay que ser consecuente.

Que las cosas planteadas con rigor y coherencia, te garantizan el éxito. Que hay que ser rigorista en el planteamiento y en el petitum, nunca pedir lo que por ley te corresponde.

Que hay que defender con rigor los derechos de tu cliente, usando los medios y fundamentos que lo apoyen, jamás arremeter contra el contrario, ello no te garantiza el triunfo, eso sí, aprovechar los subterfugios para derrotarlo. Que es ejercicio del derecho es un juego; un juego de estrategia, como el ajedrez.

Que en contrario es un reto, no un enemigo. Que no se debe hacer nuestro el problema del cliente, en ese caso al implicarnos perdemos perspectiva, y podemos cometer un fallo irreversible.

Que un mismo principio jurídico, artículo o sentencia de un alto Tribunal la podemos usar para la defensa de una postura y en otro caso, para la defensa de lo contrario. Por ello, como reseñaron en la dedicatoria de mi primer Código Civil, “la norma es una arma de doble filo, hay que ser cauteloso y preciso en su aplicación”.

Es cierto eso que se dice que más vale un mal acuerdo que un buen pleito; aunque en ocasiones te ves abocado a ello, por la temeridad del contrario. En esto caso no hay que ser temeroso, hay que ser cauto.

Por último he aprendido, que se ha de evitar por cualquier medio el desgaste emocional del cliente, y en caso de no poder hacerlo de manera efectiva, aliviar dicho desgaste. El desgaste emocional, es superior al desgaste económico.

Pero no todo es trabajar, ¿qué aficiones tienes?

Mis aficiones fuera del ámbito jurídico son extensos. Cuando el trabajo y la dedicación a esta apasionante profesión me lo permite, disfruto mucho con salidas a espacios abiertos llenos de naturaleza, si es con perro muchísimo mejor.

La lectura, principalmente histórica, también en ciertas circunstancias novelada. Me encantan los talleres de lectura, pero dispongo de poco tiempo para ello, dado que el tiempo es limitado.

 Me gusta la actividad deportiva, principalmente el gimnasio y pilates. Disfruto de la compañía de buenos amigos y de una buena conversación, con unas cervezas y unos vinos, un picoteo …

Una visita a un museo, exposición pictórica, … es otra de las cosas que me entusiasma; Últimamente he descubierto el trabajo de una pintor y un ilustrador cuyo trabajo me entusiasma.

Cabecera 2

Álvarez Prieto Abogados

Calle Alberto Aguilera 33. 1º Derecha, 28015 Madrid Cerca de la Universidad Pontifica de Comilla (ICADE- ICAI) Aparcamiento en el Corte Inglés de Princesa. Metro: Argüelles, San Bernardo, Ventura Rodríguez Autobuses (EMT): Líneas 1, 2, 21, 44, 74, 133, C

Telf: 91 536 09 60 Fax: 91 536 21 88 Móvil: 650 42 84 16 info@alvarezprietoabogados.com

http://www.alvarezprietoabogados.com/es

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s